El futuro es para los diseñadores con pretensiones

El artículo de la semana de ForoAlfa.org es un fantástico punto de vista sobre las condiciones laborales del diseño gráfico a nivel mundial. Escrito con la franqueza que el tema exige, Roman Perona aborda un marco crítico en el cual se discuten varios puntos como las dañinas escuelitas express que dan cursos de paquetería computacional con la pretensión de que al enseñar Maya o cualquier otro sorprendente software se está preparando con éxito a los jóvenes diseñadores:
"El diseñador está tan condicionado por la tecnología, que se llega a pensar que las herramientas, mejor si son de Apple, hacen al diseñador. Esto es como decir que los pinceles hacen al artista y a su arte".

Los invito a leer este artículo y a reflexionar en torno a la necesidad de nunca conformarnos para lograr que nuestra profesión alcance el reconocimiento que se merece. Como siempre sus comentarios son bienvenidos.

3 comentarios:

JorgeTelevision dijo...

Nice, me recuerda un tanto una pequeña plática donde mencione el por que compre una HP y no una MAC, algo asi como, aprendiendo a echar a perder se aprende, me parece algo bastante crítico la obsesión por la tecnologia y el como esta misma produce una serie de ideologias, a su vez puede crear cliches y estereotipos, el mas conocido, el diseñador debe consumir productos apple, no me opongo a que apple tiene productos de alta calidad, y estoy seguro que he llegado al punto de sentirme seducido por algún producto de ellos, sin embargo por situaciones del destino nunca llegue a comprar un producto de dicha compañia, lo cual nunca me trajo beneficios o trajedias, por lo que a mi respecta, en mi criterio personal y forma de ver al mundo, la tecnología es nuestra vida, al despertar lo primero que hago es mirar el reloj ( 1er artefacto tecnológico ) levantarme, ver por la ventana, tomar mis anteojos, y usualmente, prender la television o la computadora( 2do artefacto tecnológico ) y con solo dos artefactos ya estoy dependiendo del transcurso de mi dia, es un tanto triste darse cuenta de el tiempo que no apreciamos, gracias a Dios tengo una bicicleta.

Jorge Television dijo...

disculpen las faltas de ortografía

Natalia dijo...

Me parece interesante tu comentario Jorge, aunque creo que es un punto secundario del artículo. Lo realmente interesante es este debate de los diseñadores golondrinas. Recomiendo leer los artículos de ambos autores y los invito a dar su opinión, pues es realmente un fenómeno el que se vive en los despachos y empresas entre el "jefe" y el diseñador.