Cuando el diseño alcanza la cúspide de la funcionalidad...

En febrero de este año, Jin Hong creó un proyecto para auxiliar a los compradores compulsivos. En éste portal, podemos encontrar información y algunos artículos interesantes para hacer que los compradores tomen consciencia de sus acciones antes de recaer.

Un artículo que me llamó bastante la atención fue la bolsa que les muestro a continuación:


Parece una bolsa normal, con placas decorativas para el cierre, pero no so placas comunes, cada una tiene un mensaje motivador para que el dueño se ponga a pensar, aparentemente puedes elegir entre diferentes mensajes relacionados a la enfermedad:
• Creo en tí
• Vencerás tus impulsos de compras
• Sabes que nunca es tarde para detenerte
• Tienes completo control en tus finanzas


Y la sorpresa mayor viene cuando abres la bolsa, ya que cuenta con 4 cierres para hacer difícil el acceso al dinero, en ese tiempo probablemente puedas hacer que el comprador compulsivo cambien de opinión ¿No lo creen? Ya que además estará viendo los mensajes motivacionales.



Producto muy bien diseñado para un regalo (sólo así los mensajes adquieren peso), cuando el dinero se convierte en un problema en las relaciones humanas. Claramente me parece que dieron en el clavo para transformar un artículo simple en una herramienta terapéutica ¿Y ustedes qué creen? ¿Sería útil o sólo un remedio temporal?

Link: Healthy Retail therapy

1 comentario:

Natalia dijo...

Hmmm me parece un poco irónico COMPRAR algo para no comprar jaja. Creo que a veces se pueden caer en contraidicones de ese tipo con las tendencias, como lo eco-firendly que se ha puesto tan de moda.